martes, 9 de noviembre de 2010

2.7.- Losas planas

Las losas planas son aquellas que se apoyan directamente sobre las columnas, sin la intermediación de vigas, pueden tener ampliaciones en las columnas o en la losa o ser de peralte uniforme; en este caso se denominan placas planas. También pueden ser macizas o aligeradas.

Las ampliaciones de las columnas en su parte superior se denominan capiteles. Tienen por función principal aumentar el perímetro de la sección crítica en cortante por penetración acción que rige para el dimensionamiento de losas planas.

El ábaco es una zona de la losa alrededor de la columna, con mayor peralte. Generalmente es cuadrado o rectangular y se recomienda que sus dimensiones en planta no sean menores que un sexto del claro en la dirección considerada a cada lado del eje de columnas. La proyección del ábaco debe tener un mínimo de peralte por lo menos de 1.3 veces el peralte efectivo de la losa y el máximo que sea a lo sumo 1.5 veces dicho peralte. El ábaco tiene por función aumentar el peralte de la losa en la zona en el que se presenta el mayor momento flexionante y el cortante es crítico.

Para fines de diseño, se acostumbra dividir las losas planas en franjas. En cada tablero se distinguen tres franjas. Una franja central de ancho igual a la mitad del claro del tablero y dos franjas extremas o franjas de columnas, cuyo ancho es la cuarta parte de dicho claro. La división en franjas se hace en las dos direcciones del tablero.

Las losas planas pueden fallar en cortante por penetración debido a la columna dentro de la losa, o por flexión. (González Cuevas, 2005).


Losas planas con capitel y sin capitel
Las losas se pueden dividir en dos categorías generales: losas sin vigas y losas apoyadas en vigas situados a los lados de cada panel. Las losas sin vigas, quedan descritas como placas o losas planas. La placa pana consiste de una losa de espesor uniforme apoyada directamente sobre columnas. La losa plana se caracteriza por capiteles en el tope de la columna y por tableros deprimidos, o áreas engrosadas alrededor de cada columna.

La losa plana se escoge con frecuencia para estructuras industriales fuertemente cargadas, y para aquellos casos en que son necesarios mayores claros.

La primera losa plana se construyó en 1906 en Minneapolis, Minesota, aunque no se contaban con los cálculos previos necesarios. (Park, 1994).

Literatura citada:
Park, 1994, Introducción al Diseño de concreto reforzado, Alfa omega, 4ta edición, Pág. 357
González Cuevas, 2005, Concreto Reforzado, Limusa, tercera edición, pg. 534

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada