martes, 9 de noviembre de 2010

2.2 Habilitado y colocación de acero de refuerzo

Para facilitar la fabricación en el taller y la colocación de las varillas de refuerzo, el proveedor prepara un conjunto de planos llamados planos de taller, donde se indican el número de dobleces, el número de cada tipo de varilla, etc.

Las varillas de refuerzo deben estar firmemente sujetas en su lugar durante el colado del concreto. Las varillas horizontales tienen que estar sostenidas para que queden separadas de las cimbras.

La colocación y la sujeción de las varillas se realizan gracias al uso de varios accesorios y a una gran cantidad de alambre para amarrar de calibre delgado. Cuando las superficies de concreto van a quedar expuestas después de ser coladas, corresponde al proyectista estar pendiente que muchos de los accesorios de uso común quedaran en parte en la superficie del concreto terminado.

La colocación del refuerzo puede ser simple y fácil de realizar, como en el caso de una zapata simple o de una sola viga, pero también puede ser extenso y complejo. Cuando las vigas se cortan entre si, o cuando las vigas cortan columnas, las varillas que se prolongan desde elementos distintos deben quedar traslapadas en la junta. (Parker et al., 2001).

El acero de refuerzo deberá de colocarse de acuerdo con lo indicado del proyecto, tomando en cuenta lo siguiente:

La separación libre entre varillas paralelas de una capa será igual al diámetro de las mismas o 1.3 veces el tamaño del agregado grueso, pero en ningún caso menor que 2.5 cm.

Cuando el refuerzo paralelo se coloque en dos o más capas superiores deberán colocarse directamente arriba de las que están en las capas inferiores, con una distancia libre entre dichas capas no menor de 2.5 cm.

En muros y losas nervadas, la separación del refuerzo principal no será mayor que tres veces el espesor del muro o de la losa, ni mayor de 45 cm.

Ejemplo de armado de acero

En los elementos que van a estar a compresión con refuerzo helicoidal y anillos, la distancia libre entre varillas longitudinales no será menor que una y media veces el diámetro nominal de la varilla ni menor de 4 cm.

Los paquetes de varillas no deberán constar de más de cuatro unidades, dispuestas en forma cuadrada o triangular.

Los paquetes deberán estar sujetos con anillos de alambre: los ganchos y los dobleces de las varillas individuales se localizaran alternados y los cortes se espaciaran por lo menos 40 diámetros de la varilla. (Saldaña, 1999).

Literatura citada:
Parker y Ambrose, 2001, Diseño de Concreto Reforzado, Limusa Wiley, tercera edición, pág.35
Saldaña Guerrero, 1999, Manual de autoconstrucción, Limusa, 1era edición pág. 110.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada