martes, 9 de noviembre de 2010

2.1 Tipos de acero de refuerzo

Para restringir el movimiento longitudinal de las varillas relativo al concreto que las rodea, se rolan costillas o protuberancias llamadas corrugaciones en la superficie de la varilla. Las varillas corrugadas de acero se producen en tamaños que van de los números 3 al 18 en que el numero de la varilla significa el numero de octavos en pulgada.

En las losas de refuerzo, cascarones y pavimentos es común utilizar tela de alambre fabricada de alambre de acero que corren en dos direcciones perpendiculares y están soldados en sus intersecciones, así como otros tipos de refuerzos de alambre. (R.Park. et al, 1994).




El refuerzo usado en las estructuras de concreto puede ser en forma de barras o de malla soldada de alambre. Las barras pueden ser:

Lisas: no se usan con frecuencia, excepto para rodear las barras longitudinales, sobre todo en columnas. Estas barras se usan en columnas como estribos y espirales.

Corrugadas: tienen protuberancias laminadas en sus superficies para aumentar la adherencia entre el concreto y el acero, se usan en casi todos los casos. El alambre corrugado es dentado, y no con protuberancias laminadas.

Las barras corrugadas son de sección redonda y varían de tamaño del núm. 3 al núm. 11 con dos tamaños muy grandes, el 14 y el 18.

Las mallas soldadas de alambre se usan con frecuencia como refuerzo de losas, pavimentos y cascarones. Las mallas se hacen con alambres estirados en frio, colocados en dos direcciones ortogonales y soldados en los puntos de intersección. Los tamaños y separación del alambre pueden ser los mismos en ambas direcciones o pueden ser diferentes.

Acero corrugado

El alambre liso se designa con la letra “W”, seguida de un número igual al área de la sección transversal del alambre en centésimas de una pulgada cuadrada. El alambre corrugado se designa con la letra “D” seguida de un número que da el área. (McCormac., 2002).

Literatura citada:
R.park., 1994, Estructuras de Concreto Reforzado, Limusa Wiley, séptima edición, pág.39
MacCormac, 2002, Diseño de Concreto Reforzado, Alfaomega, cuarta edición, pags.19 y 20.

1 comentario: