lunes, 27 de septiembre de 2010

1.1 Propiedades del cemento y sus componentes

El concreto es una mezcla formada por partículas sueltas e inertes de tamaño graduado (comúnmente arena y grava) que se mantienen unidas por un aglutinante. El aglutinante puede ser alquitrán de hulla, yeso, cemento portland o varios compuestos sintéticos y una masa suelta compuesta de arena y grava.
El concreto es un material pétreo, artificial, obtenido de la mezcla, en proporciones determinadas, de cemento, agregados y agua. El cemento y el agua forman una pasta que rodea a los agregados, constituyendo un material heterogéneo. Algunas veces se añaden ciertas sustancias, llamadas aditivos o adicionantes, que mejoran o modifican algunas propiedades del concreto.
A finales del siglo XIX, varios constructores experimentaron con la técnica de colocar varillas de hierro o acero en estructuras de concreto delgadas para mejorar su capacidad para resistir fuerzas de tensión, así se creó el concreto armado o reforzado.
El concreto se fabrica en estado plástico, lo que obliga a utilizar moldes que lo sostengan mientras adquiere resistencia suficiente para que la estructura sea auto soportante. Esta ventaja lo hace moldeable para adquirir cualquier forma. Otra propiedad importante es la facilidad con que puede lograrse la continuidad en la estructura.
El peso volumétrico del concreto es elevado en comparación con el de otros materiales de construcción, su valor oscila entre 1.9 y 2.5 ton/m3 dependiendo del agregado pétreo que se le agregue.
El concreto simple, sin refuerzo, es resistente a la compresión, pero es débil en tensión, lo que lo limita como material estructural. Para mejorarlo se utiliza el refuerzo con acero.
Cuando un elemento de concreto falla después de un numero muy grande de repeticiones de carga, se dice que ha fallado por fatiga.
El concreto está sometido a cambios volumétricos por temperatura. Se han determinado algunos coeficientes térmicos que oscilan entre 0.000007 y 0.000011 de deformación unitaria por grado centígrado de cambio de temperatura en el concreto de 2.2 t/m3.
El valor del modulo de elasticidad del concreto se establece mediante una formula que incorpora variables del peso del concreto (w) y su resistencia (fc). Es una medida de su resistencia a la deformación.
Además de las propiedades básicas estructurales existen también:

Trabajabilidad: puede ser manipulado cuando se esta colando.

Impermeabilidad: primordial para muros ò pisos con concreto no poroso.

Densidad: es el peso unitario del concreto.

Resistencia al fuego: el concreto es incombustible, por lo que su naturaleza aislante y protectora contra el fuego se utiliza para preservar el refuerzo de acero.

Contracción: los materiales mesclados con agua tienden a contraerse durante el proceso de endurecimiento.

Literatura citada:
González Cuevas, 2005, Concreto Reforzado, Limusa, tercera edición, pg. 16.
Parker y Ambrose, 2001, Diseño de Concreto Reforzado, Limusa Wiley, tercera edición, pg. 16 y 46.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada